Té en la oficina cero residuos | La belleza más esencial

Té en la oficina cero residuos


Té zero waste sin residuos

¡Hola!

Hoy os quiero hablar de 4 pasos muy sencillos para hacernos nuestros tés e infusiones favoritos en la oficina minimizando lo máximo posible los residuos. De hecho, el único residuo que se va a generar a largo plazo son los estropajos y aunque yo he dibujado el típico de poliéster, en algunas tiendas los venden ecológicos. ¡Vamos a ello!

1. Hazte con un hervidor

Yo he probado varios y recomiendo evitar en la medida que sea posible que sea de plástico ya que los tóxicos que emanan suelen salir más calentándolos y hervir agua en ellos no es lo más recomendable. Existen hervidores de cristal o como alternativa de acero inoxidable pero si no queda más remedio y solo encontráis de plástico, que al menos sea BPA free. 
Suelen costar en torno a 20€ y como ocupan poco siempre se les puede encontrar un huequecito en la oficina. Además si tienes varios compañeros amantes de las infusiones sale más a cuenta comprarlo entre todos.

2. Usa taza con coladorcito

Las hay de todo tipo y están entre los 6 y 10€ y para mi es muy importante que venga con tapita, ya que cuando ya se ha hecho la infusión viene genial para posar el colador sin manchar la mesa de la oficina. 
Otra opción son las bolitas de metal también con malla tipo colador, pero yo las he probado y suelen tener los agujeros más grandes, con lo cual mucho té se queda en la bebida y me gusta menos.

3. Compra té a granel

Yo he dibujado la típica bolsita que te dan cuando vas a una tienda de tés a granel, pero en casi todas te dejan llevar tu propio recipiente, lo mejor para evitar residuos es llevar tu propia lata a la tienda para que te la rellenen, para ellos es un ahorro en bolsitas y no te suelen poner pegas. En mi tienda de confianza incluso me hacen el 5% de descuento por llevar mis propios envases.

4. Lávalo todo con un estropajo

Yo tengo un botecito mini rellenable con el detergente lavavajillas y el estropajo lo puedes tener en un recipiente para que no manche cuando está mojado y en el que puedas dejarlo metido en el cajón para secar, ocupa muy poquito y así evitas que la taza coja color, que con el té se suele tintar bastante si solamente la enjuagas con agua.


Se que estos pasos igual son un poco engorrosos al principio, pero si consigues habituarte a hacer los 4 se evitan muchísimos residuos de vasitos de plástico y bolsas de té. Además si todas a la vez te parecen demasiado con adoptar alguna de ellas ya es suficiente, como por ejemplo usar el estropajo y taza en lugar de vaso de plástico si solo bebes café en la oficina.

¿Qué os parecen los pasos? ¿cumplís con alguno? ¿Bebéis té en vuestro trabajo?

Patri

Apasionada de la naturaleza y del bienestar por fuera y por dentro :)

2 comentarios:

  1. Unos consejos geniales. A mi las infusiones me encantan.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Me parecen unos consejos estupendos, en la oficina solemos hacer algo parecido también con el café. Un beso

    ResponderEliminar