Cápsula reutilizable Nespresso | La belleza más esencial

Cápsula reutilizable Nespresso

Aunque en casa siempre uso la cafetera italiana, en la oficina tenemos la cafetera Nespresso y siempre estaba preocupada por lo poco sostenible que es este método de hacer café, al principio compraba las cápsulas compostables aunque luego muchas no lo son del todo, pero al tiempo descubrí que en Amazon vendían la opción más sostenible de todas, una cápsula rellenable de acero inoxidable.

Cápsula reutilizable nespresso


Os dejo el enlace de la que yo compré aquí, ahora mismo está a 21,99€ y yo creo que se amortiza rápido, yo llevo ya más de un año con ella y es muchísimo más económico que comprar las cápsulas convencionales, es totalmente zerowaste, sobre todo si compras el café a granel o en mi caso que la uso con café ecológico.

Pero no todo va a ser de color de rosa, hay un pero, que a mí me compensa por su sostenibilidad y la reducción de residuos que son difíciles de reciclar, pero entiendo que a los amantes del café esto les puede echar mucho para atrás y es que el café no queda tan guay como las cápsulas convencionales con su espumita perfecta, queda más aguado. Yo creo que es por una cuestión de prensar el café, así que esta semana me había propuesto embutir el café como si no hubiera un mañana para ver si mejora la cosa pero con el teletrabajo de momento me quedo con la intriga.

¿Cómo utilizarla? 

  • Abres la tapita que tiene que va a rosca.
  • Se coge el café molido de siempre, el que usarías para una cafetera italiana y lo echas con la cucharita pequeña que viene la cápsula.
  • Prensas el café todo lo que se deje.
  • Cierras la tapita y a la máquina como cualquier cápsula normal.
  • Una vez hecho el café, muy importante no olvidar recuperar la cápsula que habrá caído al depósito y cuidado de cogerla inmediatamente porque suele quemar. Yo por despistes me la he dejado abandonada un par de veces, jejeje, de hecho, una vez la recuperé de la bolsa de la de la limpieza de milagro, luego me tocó fregarla a fondo.
  • Y, por último, la friegas y lista para usar la próxima vez.
La conclusión, es que a mí me pesa más el ahorro económico y la sostenibilidad que la perfección del café, con que me despierte por las mañanas y tenga sabor suave es más que suficiente, pero no os fieis de mí, que soy capaz hasta de tomarme el café frío, jajaja. ;)

¿Tenéis este tipo de cafeteras en casa o en la oficina? ¿Qué os parece esta solución?

Belleza Esencial

Apasionada de la naturaleza y del bienestar por fuera y por dentro :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario